Grabar la matriz etérica con luz

Grabar la matriz etérica con luz, Matarranya IV

Grabar la matriz etérica con luz

Grabar la matriz etérica con luz transportando una información es el eje del curso de chamanismo de luz Matarranya IV, un paso más en el empeño de compartir el poder de la luz y de la iniciación profunda que empieza en los cursos de chamanismo de luz de Matarranya I y II y que, progresivamente avanza cada vez más quirúrgicamente en el mundo sutil pero siempre con los pies en el suelo.

Podemos pues impregnar con luz coherente al vehicularla con una información, todo el campo etérico del sujeto. Las implicaciones terapéuticas son enormes debido a que incorporamos la solución a una deficiencia o bien el proceso sanador para llegar a ella, de forma casi inconsciente en el paciente, casi podríamos relacionar el proceder, con una especie de operación sutil. Por otro lado el proceso en sí mismo es sencillo de aplicar aunque hay que ser muy preciso en los puntos donde se graba la información, así como en los tiempos e intensidad de la luz, aquí como no podría ser de otro modo, al tocar los chakras, utilizamos la luz pulsante que está estrechamente vinculada a la activación de esos vórtices energéticos.

En el curso de grabar la matriz etérica con luz, Matarranya IV utilizamos una información generada mediante el I-Ching, el libro de las mutaciones, un antiquísimo libro de adivinación chino. El I-Ching se sustenta en el diálogo entre los opuestos el ying y el yang que produce una energía creadora, cielo, y una receptora tierra. Su estructura es geométrica, binaria y aritmética, donde los números resultantes de la consulta se manifiestan si son pares, con una línea discontinua, y con una continua si son impares, conformando un hexagrama que por azar o bien por necesidad como decía Monod, represente nuestro futuro, nuestro camino futuro, y nuestra aconsejable forma de transitar hacia él…

Naturalmente es extremadamente atractivo tatuar el proceso transmutador que encierra el hexagrama resultante en el campo etérico del alumno, pues impregnamos la información arquetípica de unos consejos morales y filosóficos taoístas con una fuerza espectacular, dando una dirección clara a la energía del alumno para la solución de su futuro, y eso es lo que hacemos en el curso de grabar la matriz etérica con luz, Matarranya IV, pero con el mismo proceder tal como antes comenté, podemos grabar cualquier otra información.

Además en el curso de grabar la matriz etérica con luz, Matarranya IV  utilizamos un lugar de poder muy especial donde hemos trabajado el elemento fuego y ancestros, para en este caso, preguntar al I Ching, un enclave mágico, eso aporta un plus de conciencia y de trascendencia a la transmutación que con las monedas crea el hexagrama.

Grabar el cuerpo sutil con luz, curso de Dr. Lefebure Methods, Matarranya IV

Después de dos días de finalizar el curso y, ante la sugerencia hecha por los compañeros, me propongo escribir el testimonio. La verdad es que este curso para mi , era una incógnita, esa transmutación consciente utilizando el I Ching, grabar el cuerpo sutil con luz, despertó muchísimo mi curiosidad y, sin ningún género de dudas, de lanzarme de cabeza a experimentar, a vivir ,a transmutar.

El hecho de empezar el sábado en la Magdalena ya me pareció fantástico, personalmente me siento muy unida al lugar, por el que siento un profundo respeto y agradecimiento por lo que me ha dado y me ha hecho vivir. Iniciamos el proceso de trabajo activos-pasivo y con él, el trabajo de interiorización que cada uno de nosotros llevo a cabo. Cuando me toco de pasiva, solo tumbarme en el suelo, percibí una energía  irreconocible para mi, que  me recorrió la columna y que creó un circuito continuo, como si estuviera enchufada, con cambios térmicos y una fuerza que tirana de mi hacia arriba, ligeramente hacia la izquierda, o eso me parecía, a partit de aquí, perdí toda noción del tiempo, todo era incorpóreo y atemporal,  era muy fuerte y con el regusto de algo vivido y no reconocido. Pero llegó el aterrizaje y esto costó un poco más, se difumina la consciencia con un estado de confusión, temblor incontrolable, aturdimiento. Gracias a los compañeros que me anclaron a la tierra de nuevo. Fue una experiencia incalificable, tal vez el adjetivo sería, magnifica por su plenitud.

Todo el proceso posterior, relacionado con grabar el cuerpo sutil con luz y con la información del oráculo, fue realmente mágico, lo sentí a través de mi columna vertebral y lo integré, como si fuera parte de mi misma, con mucho agradecimiento.

Ahora, con un poco de distancia, doy gracias por lo afortunada que he sido, y lo digo no solo por esta experiencia, sino por las experiencias acumuladas y el cambio que ha supuesto, yo no me siento la misma persona, ni percibo la vida de la misma manera.

Gracias a todos, compañeros, amigos del alma, porqué de esto estamos hablando, de nuestro espíritu que nos une en el camino del crecimiento, de la mejora.

Y como no, gracias Francesc, por acompañarnos y ayudarnos en este viaje, grabar el cuerpo sutil con luz.

Magda