Saltar al contenido

Grabar la matriz etérica con luz, Matarranya IV

26 de febrero de 2016
Grabar la matriz etérica con luz

Grabar la matriz etérica con luz

Grabar la matriz etérica con luz transportando una información es el eje del curso de chamanismo de luz Matarranya IV, un paso más en el empeño de compartir el poder de la luz y de la iniciación profunda que empieza en los cursos de chamanismo de luz de Matarranya I y II y que, progresivamente avanza cada vez más quirúrgicamente en el mundo sutil pero siempre con los pies en el suelo.

Podemos pues impregnar con luz coherente al vehicularla con una información, todo el campo etérico del sujeto. Las implicaciones terapéuticas son enormes debido a que incorporamos la solución a una deficiencia o bien el proceso sanador para llegar a ella, de forma casi inconsciente en el paciente, casi podríamos relacionar el proceder, con una especie de operación sutil. Por otro lado el proceso en sí mismo es sencillo de aplicar aunque hay que ser muy preciso en los puntos donde se graba la información, así como en los tiempos e intensidad de la luz, aquí como no podría ser de otro modo, al tocar los chakras, utilizamos la luz pulsante que está estrechamente vinculada a la activación de esos vórtices energéticos.

En el curso de grabar la matriz etérica con luz, Matarranya IV utilizamos una información generada mediante el I-Ching, el libro de las mutaciones, un antiquísimo libro de adivinación chino. El I-Ching se sustenta en el diálogo entre los opuestos el ying y el yang que produce una energía creadora, cielo, y una receptora tierra. Su estructura es geométrica, binaria y aritmética, donde los números resultantes de la consulta se manifiestan si son pares, con una línea discontinua, y con una continua si son impares, conformando un hexagrama que por azar o bien por necesidad como decía Monod, represente nuestro futuro, nuestro camino futuro, y nuestra aconsejable forma de transitar hacia él…

Naturalmente es extremadamente atractivo tatuar el proceso transmutador que encierra el hexagrama resultante en el campo etérico del alumno, pues impregnamos la información arquetípica de unos consejos morales y filosóficos taoístas con una fuerza espectacular, dando una dirección clara a la energía del alumno para la solución de su futuro, y eso es lo que hacemos en el curso de grabar la matriz etérica con luz, Matarranya IV, pero con el mismo proceder tal como antes comenté, podemos grabar cualquier otra información.

Además en el curso de grabar la matriz etérica con luz, Matarranya IV  utilizamos un lugar de poder muy especial donde hemos trabajado el elemento fuego y ancestros, para en este caso, preguntar al I Ching, un enclave mágico, eso aporta un plus de conciencia y de trascendencia a la transmutación que con las monedas crea el hexagrama.

[single_testimonial id=”4528″]

[sociallocker id=4541]

[/sociallocker]