Saltar al contenido

Chamanismo tolteca, Nagualismo, Castaneda y el Fosfenismo

Nagualismo: chamanismo tolteca y Fosfenismo

Nagualismo, chamanismo tolteca

Carlos Castaneda y el Fosfenismo

Nagualismo y Fosfenismo. Carlos Castaneda antropólogo peruano nacionalizado estadounidense fue autor de varios libros sobre ejercicios chamánicos de los pueblos mesoamericanos. Su obra ha sido siempre controvertida, pero en definitiva lo que nos interesa es la visión fosfénica de su trabajo.

Guiado por el nahual Don Juan Matus, el objetivo era provocar estados alterados de conciencia mediante plantas que utilizan los chamanes. En el chamanismo tolteca, la utilización de las platas de poder es habitual. Sobre todo, es importante situar Carlos Castaneda en el ambiente transgresor de los años setenta. El nagualismo encajaba perfectamente en la contracultura de la época.

En el libro El Segundo anillo de poder, Castaneda describe un ejercicio que le ha enseñado su maestro nagual. Carlos Castaneda practica dicho ejercicio con otros cuatro alumnos también en el sendero del chamán.

El objetivo es preparar una jornada intensa de trabajo, es decir, acumular energía. La fuente de poder por excelencia es el sol, dador de fuerza y dinamismo. Los iniciados a las técnicas chamánicas del nagualismo entornan los ojos, además, inician un pequeño balanceo de cabeza. Miran el sol con el ojo izquierdo para luego volver a la posición inicial protegiéndose ese lado de la cabeza con un sombrero. La operación se repite durante una media hora. Es un ejercicio recurrente dentro del viaje chamánico tolteca.

Relación de la simbología chamánica

nagual con el Fosfenismo

La iniciación chamánica nagual descrita, es sencillamente, un fosfeno con balanceo lateral, además, con ritmo. La diferencia es que en el Fosfenismo podemos entender el ejercicio sin toda la liturgia ceremonial del nagualismo. Sin duda, además, sin los caprichos típicos del chamán, en este caso del nagual tolteca.

Al mirar una fuente de luz y cerrar los ojos aparece una luz interior que denominamos fosfeno. El fosfeno pulsa, vibra, gira, se eclipsa etcétera, además, de cambiar de colores durante aproximadamente tres minutos. Todo ello se relaciona con el cerebro, el corazón y el espíritu del sujeto que realiza la experiencia. En definitiva, el fosfeno es una manifestación de su psiquismo.

Por lo tanto, no es extraño que un ejercicio típico del nagualismo, impregnado de gran simbología chamánica utilice el fosfeno. Probablemente oculto entre una maraña de tradiciones, supersticiones y símbolos chamánicos, pero no deja de ser un fosfeno. Aún más, acompañado de un balanceo y de un ritmo interhemisférico.

El Fosfenismo lleva años explicando los balanceos de cabeza de la tradición iniciática javanesa practicados por Pak Subud. El estudio científico del Dr. Lefebure mediante un electroencefalograma, estableció que eran una constante histórica. Los balanceos están directamente relacionados con los ritmos de los fosfenos, nuestra luz interior.

Las técnicas chamánicas del nagualismo mezclan el masaje cerebral del balanceo con la energía del fosfeno, en una danza fisiológica perfecta y armoniosa.

Don Juan Matus, Carlos Castaneda

y las prácticas chamánicas

Por lo tanto, es coherente que el maestro nagual del chamanismo tolteca, utilice la observación del sol balanceando rítmicamente la cabeza para generar energía. Profundicemos un poco más en el ejercicio descrito por Carlos Castaneda. El hemisferio izquierdo, se especializa en un comportamiento matemático, analítico, racional y temporal enlazado al ojo derecho. El derecho en la compresión no verbal, la atemporalidad, la abstracción, la emoción etcétera y se vincula al ojo izquierdo. Es decir, el hemisferio derecho sería el predominante en el nagualismo.

También en el libro El Segundo anillo de poder Castaneda charla con las hermanitas, iniciadas de Don Juan Matus. Las plantas que utilizan los chamanes, plantas de poder son el objetivo de la misma. Me parece muy interesante la relación entre el nagualismo y el Fosfenismo:

La Gorda explicó que las plantas de poder habían sido utilizadas sólo por antiguos brujos maestros… Eran una cosa tan poderosa, que necesitaban por parte del brujo la atención más impecable. La Gorda añadió que la gente completa no necesitaba plantas de poder… Sin embargo, cuando llevaran a la perfección, las utilizarían para obtener un empujón definitivo y total…

El nagual me ha dicho que esas plantas de poder han reunido el aspecto amenazador de vuestra «segunda atención» … Me ha dicho que es lo que les ocurre a los hechiceros cuando se les dan plantas de poder. Las plantas de poder distorsionan su «segunda atención» …

Me dijo que en lo sucesivo debíais cambiar de dirección y comenzar a reunir la «segunda atención» de otra manera, más como nosotros… El sueño es el único medio de reunir la «segunda atención» sin herirla, sin hacerla amenazadora y terrible…

Curso de chamanismo de Fosfenismo

Las plantas que utilizan los chamanes, el peyote, en este caso permiten dar el salto primero. Es cómo actúa Don Juan Matus con Carlos Castaneda abriéndole las puertas de la búsqueda de la visión, pero con consecuencias físicas. Además, con la imposibilidad de dirigir las experiencias con aspectos amenazadores y salvajes en clara contraposición con el mundo dulce del control de la ensoñación.

En el curso de chamanismo de Fosfenismo se utilizan ejercicios iniciáticos extremadamente poderosos con experiencias fantásticas y transformadoras. Es decir, con coherencia y autonomía mediante ejercicios basados en la fisiología cerebral se producen estados alterados de conciencia.

Cuando se comprende cómo manejar los ejercicios chamánicos sin las ataduras morales de un gurú, o físicas a una planta, se alcanza la excelencia. En definitiva, el Fosfenismo, los fosfenos y sus ritmos nos guían con coherencia a experiencias que cambian nuestra vida.

El nagualismo, chamanismo mesoamericano, o concretamente el brujo capaz de transformarse en su animal de poder utiliza las herramientas fosfénicas. Finalmente, en el curso de chamanismo de Fosfenismo puedes vivir esas experiencias con seguridad y reproductividad.

Nagualismo y Fosfenismo: Carlos Castaneda
Nagualismo y Fosfenismo. Las claves de la iniciación chamánica en el curso de chamanismo de Fosfenismo

Preguntas y consultas, estamos a tu disposición:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *