Saltar al contenido

Mantras con ritmo regular: mantratrón virtual

El mantratrón virtual, mantras con ritmo regular, es un programa que permite la repetición de los mantras con ritmo regular perfecto, condición básica para su eficacia.

39,00

Limpiar
SKU: Mantratrón Categoría:

Mantras con ritmo regular: mantratrón virtual programa de repetición regular

El mantratrón virtual, mantras con ritmo regular, es un programa que permite la repetición de los mantras con ritmo regular perfecto, condición básica para su eficacia.

 • Los mantras con ritmo regular son una condición necesaria para que el pensamiento rítmico, auditivo, visual o cenestésico genere sincronizaciones en las células nerviosas de las zonas del cerebro en contacto con el pensamiento.

 • Estas sincronizaciones totalizan sus energías y el pensamiento adquiere una potencia inhabitual solo posible si los mantras con ritmo regular tienden a una regularidad casi perfecta.

 • Se manifiesta entonces en forma de visiones, se transmite telepáticamente muy fácilmente y da lugar a experiencias de desdoblamiento gracias a la intensificación de las sensaciones cenestésicas.

 • El pograma mantras con ritmo regular: mantratrón virtual te permite practicar todos los ejercicios de Dr. Lefebure Methods.

 • Los mantras con ritmo regular asociados al fosfeno permiten trabajar poderoso ejercicio de la esfera pulsante.

Te describimos a continuación uno de los mucho ejercicios, esfera pulsante, que se pueden trabajar con el equipo mantras con ritmo regular: mantratrón virtual

En cada claqueteo, haga visible una esfera que se contrae y que se dilata, o que crece y que disminuye. Cuando su esfera se dilata usted puede pronunciar la vocal A, cuando su esfera se contrae, usted puede pronunciar la vocal O, es decir, al principio A = dilatación, O = contracción.

Acelerando progresivamente el ritmo llegará un momento en que su imaginación visual (de la esfera que se contrae y se dilata al ritmo de cada claqueteo de mantras con ritmo regular: mantratrón virtual) no podrá seguir. En este estadio represéntese, siempre sobre cada claqueteo, unas ondas que parten del ojo de Shiva (o de otro centro sutil), y que se expanden por el cuarto en el cual usted está y después por el espacio.

Cuando su imaginación visual no le permita extender más estas ondas, hágalas regresar siguiendo un camino inverso, es decir, volviendo hasta el nivel del tercer ojo, si es su centro de meditación, luego lance de nuevo otra avalancha de ondas, etcétera.