Curso de chamanismo del Matarranya M1, Fosfenismo en la naturaleza

Curso de chamanismo del Matarranya M1, serenidad, amor…

Fosfenismo en la naturaleza, Curso de chamanismo del Matarranya M1

He vuelto a recuperar mi libreta donde cada año registro las experiencias vividas en el Curso de chamanismo del Matarranya M1. Siempre se me hace difícil encontrar las palabras justas, siento que mi vocabulario no está a la altura de lo que pasó. Pero bien,con toda humildad, voy a entrar en materia.

No voy a describir paso por paso el Curso de chamanismo del Matarranya M1, mencionaré lo importante para mí de cada lugar.

El viernes después de la presentación iniciamos con un ejercicio de ritmo respiratorio con un compañero, bonito ejercicio de compartir y de presentación, para entrar al trabajo en grupo, armonizar energías y centrarnos en escoger donde queríamos centrar nuestro trabajo, yo escogí tierra. Fue una experiencia de enraizamiento sutil al lugar, mis dedos se prolongaban para hundirse en la tierra, me sentí raíz, alimentándome del lugar, para sentirme más fuerte, más capaz, más preparada. Tengo que mencionar que sólo Subir a Santa Bárbara me recibió mi animal de poder que no me abandono en ningún momento, fue una señal, un indicio.

Durante las proyecciones a los compañeros visualicé el desdoblamiento del pasivo, como parte de la integración de la consciencia etérica del lugar. Tanto el trabajo sobre la polaridad en Masmut (lugar de asentamiento y observación de una belleza y fuerza espectacular), como el trabajo en la Coveta de l’Aigua, me fueron centrando,  sobre todo porqué la experiencia en la coveta me instaló en el útero de la madre tierra para sentir el renacimiento, aún se me eriza el bello al evocarlo y siento un profundo agradecimiento.

Por la noche los Mínimos, convento abandonado donde está el altar y donde compartimos las proyecciones de ritmo, vibración para las experiencias de subida de Kundalini de algunos compañeros. Bonita experiencia orquestada por nuestro capitán, nuestro maestro, con su trabajo quirúrgico, quiero decir que su batuta nos ha estado dirigiendo todo el curso, para ayudarnos en nuestro camino, para revelarnos lo que muchas veces somos incapaces de ver.

¡El Domingo por la mañana la Magdalena!, para mí es un lugar de culto donde mi madre espiritual me acoge y, como cada año tuve una gran experiencia con mi animal de poder, experiencia de perdida de miedo, de recuperar la libertad, de saber dónde estoy y porqué estoy.

Mucha felicidad, mucha serenidad y un profundo amor. AGRADECIMIENTO.

Por la tarde en el Salt, trabajo con el agua ( este año poca agua) i la respiración,  con una energía limpia y tranquila, echar raíces y encontrar nuestro árbol poder. Mi árbol es el mismo, pero este año más fuerte, más anclado, con hojas muy fuertes y muchos frutos. Me sentí en consonancia y dentro de un proceso, de estar andando mi camino y sabiendo por donde van mis pasos.

El último ejercicio  y el cierre del Curso de chamanismo del Matarranya M1 fue en Santa Bárbara (curioso, iniciar y finalizar el ciclo en el mismo lugar), iniciamos con ejercicios de convergencia ocular (trabajo de conexión interhemisférica), proyección en grupo sobre el lugar y prepararnos para el viaje cósmico a través de las tensiones estáticas, realmente viajamos por el cosmos, seguimos con esa explosión de libertad, de grandeza, de reencuentros y despedidas, para terminar agradeciendo ese privilegio. Personalmente sentí una gran emoción y una gran explosión de amor.

En la espiral finalizamos el Curso de chamanismo del Matarranya M1 y agradecimos a estos maravillosos lugares el habernos acogido con tanta sutileza y generosidad.

Agradecer a Francesc su maestría, la entrega y el amor que nos ofrece y la paciencia hacia la pluralidad y diversidad hacia todos los que queremos andar mejor el camino.

Un placer trabajar con mis compañeros de grupo, chicos sois una maravilla.

Agradecer a los compañeros de la casa, los pequeños momentos que hemos podido compartir.

Un BESO a todos !!!

Una mención a Oscar.

Magda