Curso de Fosfenismo en Guadalajara de Dr. Lefebure Methods

Curso de Fosfenismo en Guadalajara, Dr. Lefebure Methods

Testimonio del curso de Fosfenismo en Guadalajara

Llegué a este curso de Fosfenismo en Guadalajara (México) de una forma un tanto casual. Quería hacerlo y se impartía en Alicante en España (me coincidía en fecha con la boda de mi sobrina, luego imposible ir), también había otro en Barcelona (justo en esa fecha un evento ineludible ocupaba mi agenda), hablando con Francesc (el que impartía el curso) me dijo: pues hasta entradito el 2016 no podrás hacerlo si no te vienes a México. Son más de 9.000 kilómetros desde mi casa, impensable, pero es que algo en mí me instaba a realizarlo y no se muy bien como, amanecí en el curso de Fosfenismo en Guadalajara.

Soberbio es poco, es más todavía: inefable (vamos que no se puede explicar con palabras). Quitas todo el ritual,  misticismo exagerado y otros fuegos artificiales de muchos sistemas conocidos y queda un método sencillo y fácil para ser ese súper héroe de película que admiras. Sí, leíste bien. Súper héroe. Aún no alcanzo a ver el sinfín de fosfenos y balanceos que combinados con mantras y ritmo provocan de forma natural un estado elevado de conciencia sin perder el control, como pasa con plantas de poder (si he de hacer caso a los que me cuentan sus experiencias en este tema, yo no las he probado).

Atónito estoy aún y desde ese estado de conciencia, zas, accedes a unas experiencias  que podríamos llamar místicas o mejor aún de trabajar con tu cerebro al completo, eso sí, con pleno conocimiento de lo que haces, control consciente total y reproductibilidad de los ejercicios. Son ejercicios físicos, tan sencillos que hasta los bebes los practican, cuando tienes información adecuada y suficiente lo puedes ver tu mismo.

Ver la realidad a través del conocimiento adquirido aporta una visión de la misma que antes no alcanzabas. Lo que parecía magia es tan exacto como las matemáticas. Tu cerebro empieza a funcionar de una forma más coherente, haciendo trabajar en conjunto ambos hemisferios cerebrales.

En resumen, el curso de Fosfenismo en Guadalajara se siente y es un regalo de valor incalculable. A mí al menos así me lo parece. He de confesar que también me permitió ver algo que cambió mi vida y de verdad es hermoso, más esto es personal y por respeto no lo puedo contar. Si puedo decir que cambió mi vida.

Espero que a ti te sirva este relato hecho desde el corazón,  es un verdadero regalo este curso. Recibe un abrazo.

José