Lugar de poder, curso de Dr. Lefebure Methods

Lugar de poder: curso de chamanismo Matarranya 2015

Lugar de poder. Matarranya 2015

Al llegar, siento una alegría enorme poder saludar a tantos amigos-as de  tantos años. Nos encontrarnos en este hermoso lugar un año más. Estoy segura que, como en otras, el curso me va a aportar tanta energía y bienestar que me va a permitir tener unas buenas vacaciones y a posteriori, una vez más, sentiré que todo es mágico debido a esa acumulación de energía.

Quiero manifestaros que a pesar de ser mi séptimo año, considero que es lo más importante para mí. Podría elegir un viaje pero sigo apostando por el curso de Matarraña.

Durante el curso recibí la noticia de que a un sobrino le habían dado 2 infartos cerebrales. Llevaba 8 días en coma y se temía por su vida. Le envié energía, junto con alguna compañera y a partir de esto, empieza a notar una mejoría tan espectacular que los médicos empiezan a decir que se ha producido un cambio enorme  que no lo pueden entender. Hemos seguido unas semanas  más trabajando y los médicos volvieron a decir que lo que otros pacientes adelantan en meses este se recuperaba en días. Claro está que la energía la podemos dirigir para un  progreso espiritual y también la podemos dirigir para sanar y ayudar a personas que elijamos y que nos elijan.

El primer ejercicio en el lugar de poder de Santa Bárbara no nos permitió, ver esa puesta de sol  maravillosa que estábamos acostumbrados. Estaba nublado y además llovió. Se formaron los grupos y me sentí muy cómoda y muy bien  con mi grupo. Hicimos un ejercicio para potenciar el segundo chacra pero  la lluvia nos acompañó, todo el tiempo, y  no nos ayudó en nuestro objetivo.

Lugar de poder: el Masmut. Entré en el ejercicio de la sexta parte con entrega y dedicación. A la hora de hacer el ejercicio en pareja, algo se liberó en mi, de tal manera, que me mareé, conecté con mi fragilidad y sentí la magia del ejercicio y la muerte al entrar en el mareo. Gracias compañeros por vuestro apoyo y particularmente a Francesc por tu presencia y tu gran ayuda. Me ayudasteis mucho. Creo que en este curso he vivido la polaridad  constantemente, por una parte, lo  mágico y por otra, sentir el  polo opuesto.

Lugar de poder: La coveta de l’aigua. Experimenté mucha energía, era una maravilla sentir la conexión del grupo, los mantras,  los armónicos. No necesitaba pasar a las profundidades de la cueva  porque la energía era tan fuerte que estuve genial.

Lugar de poder: Los mínimos. Trabajamos hasta altas horas de la noche muy bien. A pesar de que había sido un día muy intenso, de muchas horas de trabajo, me encontraba  pletórica, muy satisfecha,  con mucha energía. Creo que el grupo se cohesionó y el trabajo fue muy bueno.

Lugar de poder: La Magdalena. Como siempre, me sorprendió gratamente. Mi grupo se unió y el trabajo fue muy bueno. Una de las veces que abrí los ojos vi un remolino de energía violeta era tan sorprendente como real. También tuve el gran regalo que me envolvía una energía congeladora  y muy poderosa, esto ocurría algunas veces. Estoy convencida que este baño de energía es muy sanador y también me aportará  crecer espiritualmente. Una de las veces abrí los ojos, pude verificar que afuera no había ese viento, que el día estaba soleado. Durante  el tiempo que estuvimos en la cueva pedí varias veces ser  bañada y abrazada por esta energía. También percibí un olor parecido a las rosas era intenso y agradable. Sé que es un regalo más que la Magdalena me brinda. Solo me queda, desde aquí, decir gracias. Cuando fui pasiva, me resultó muy buena la experiencia. Una vez más me encontré con mi animal de poder.

Lugar de poder: Matarranya 2015, curso de Fosfenismo

Lugar de poder: Matarranya 2015, testimonio de Charo

Lugar de poder: El Salt. Muy placentero, un lugar con mucha paz y un regalo estar oyendo el ruido del agua. Surgió mi árbol de poder de hace años.  Encontrarme con él me resulto muy  gratificante y sorprendente. Todo se desarrollaba con mucha paz y armonía.

Lugar de poder: Santa Bárbara. Muy consciente, trabaje muy bien. Cierto que se me hizo un poco largo. Hubo veces que sentía los gritos de alguna o algún compañero y me incomodaba bastante. A veces, eran como si me hicieran tomar tierra y también resonaba con mi parte histérica. Creo que no logré, ni de lejos, las experiencias  cumbres de años anteriores.

Quiero expresar que viví  el objetivo del curso que era sentir la polaridad. Ese estar bien y también encontrarme con la parte que me molestaba y me fastidiaba de lo lindo. Como en los Mínimos cuando me tocó de pasivo  con el mantra y el mándala.  Un compañero hacía la respiración aullalli que hacemos  en yoga, cerrando la glotis y que resulta muy ruidoso. Debo confesar que me molestó  tremendamente.  Con este ejercicio, el año pasado logré  un éxtasis maravilloso y este año terminé con una rabia tremenda. Tuve que dejar el grupo e irme fuera  para respirar y aplacar a la fiera que llevo dentro. Desde este espacio, me gustaría pedir, que hay que ser disciplinados y ser rigurosos con la técnica que se hace en cada momento y que previamente nos ha indicado Francesc. También  por respeto al que está recibiendo.

Lugar de poder: Oscar. Estaba resplandeciente como siempre. Me sentí muy afortunada por tener el lujo de descansar en su tronco, también muy contenta. Quiero  agradecer a Francesc y a todos los compañeros  vuestra presencia vuestro trabajo gracias a vosotros he pasado unos días maravillosos. Nada hubiera sido igual de no haber compartido estos días.

Segundo curso Matarranya 2.

Lugar de poder: La Herradura. El entorno es muy agradable. Trabajábamos con el balanceo y con el  mantra y cada media hora nos reuníamos. Éramos 20 personas y hacíamos sexta parte. Cuando me tocaba de pasivo surgieron mis miedos y pregunte a Francesc,  si yo tenía energía suficiente para hacer el ejercicio de subida de kundalini.  En seguida sentí la energía y me encontré con el ojo de la serpiente. La contemplé y la volví a meter, con el fin de que subiera desde la base del primer chakra y ascendiera por la columna hasta la cabeza y dejarla aquí conscientemente. Fue muy agradable y reconfortante;  pero en el transcurso de la sesión sentí a un compañero-a con sus gemidos, con una respiración muy fuerte que me molestaba y me distraía. No entendía cómo,  si era yo la que estaba recibiendo por qué tenía que hacer  esos aspavientos.  Una vez más  me gustaría pedir la necesidad de ceñirnos al ritmo a la sexta parte y a las directrices que nos indique Francesc.

Lugar de poder: Bosque. Tuvimos la suerte de trabajar  con el árbol que en febrero elegimos. Sentí su fuerza, su elegancia y que me acogía. Entablé una unión muy particular y me fue fácil realizar el trabajo  y nutrirme de la fuerza que aporta la madera que según los chinos es el hígado. Fui muy consciente y estuve realizando el trabajo sabiendo que mi hígado se iba a renovar y me aportaría bienestar y tranquilidad. Me despedí de él  con la seguridad de que no tardando volveré a visitarle de nuevo. Acto seguido, me encontré con la polaridad o con mi opuesto. Por una parte, muy bien y por otra entré en conflicto porque  no era posible trabajar en San Miguel debido a la lentitud del grupo.

Lugar de poder: Los Mínimos. Trabajábamos con el mantra y con el  mala, estaba tranquila y a gusto. A veces, tenía que luchar con el sueño.

Lugar de poder: San Pedro. Lugar tranquilo, sereno. Agradecí poder participar y trabajar con el grupo.  Disfruté mucho  pude integrar y disculpar lo que me había molestado y tuve la oportunidad de sanar y de transmutar esa energía.

Muchas gracias a todos. Espero seguir viéndonos para acumular energía y ritmo, y de esta manera, conseguir una vida mejor.

Charo