Saltar al contenido

Regalar luz interior, seguro que es una buena idea

1 de diciembre de 2014
Luz interior y fosfenos

La luz interior de los fosfenos, regala luz

¿Qué puede ser mejor que regalar luz y así despertar la luz interna? Sin duda, eso es posible con los fosfenos, imágenes de paz interior de conciencia espiritual. Parece que en muchas ocasiones las cosas obvias pasan desapercibidas. En Fosfenismo sabemos transformar la energía de la luz en luz interior. Los fosfenos permiten desarrollar la conciencia espiritual interior y verdaderos pensamientos de luz interior.

Siempre, consciente o inconscientemente vamos buscando la luz, una luz interior que nos permita afrontar los retos con energía y alegría. Sin duda, tú con tu luz, puedes superar cualquier obstáculo. Los fosfenos ayudan a superar procesos de bajo tono vital y de insomnio, además de ser una herramienta imprescindible para el aprendizaje y la creatividad.

Cuando miramos una lámpara de Fosfenismo llevamos la luz al interior de nuestro cerebro. El templo de la luz nuestra alma, rebosará todavía más, de una luz interior maravillosa. Imágenes de paz espiritual se suceden en nuestra mente, espíritu y psiquismo cuando la luz interior del fosfeno está presente.

La luz interior fosfénica literalmente, activa todas las funciones neuronales, equilibra nuestras emociones y desarrolla nuestras capacidades sutiles. Más aún, los fosfenos activan la glándula pineal un sincronizador de la liberación de la melatonina y un convertidor neuroendocrino. La glándula pineal está relacionada estrechamente con las vías neuronales vinculadas a la visión. Por lo tanto, cuando activamos nuestra luz interior estimulamos la pineal. Observar fijamente un punto de luz adecuado, lleva la luz natural al interior del cerebro. Un fosfeno es un dinamizador directo de la pineal. Las fibras ópticas provenientes de las capas ópticas convergen hacia la base de la pineal para desde allí irradiar al cerebro. Cabe destacar que el tercer ojo de algunos lagartos prehistóricos no es otra cosa que una pineal hipertrofiada.

Lámparas fosfénicas para crear la luz interna

Si quieres conocer la luz interior del fosfeno y todavía no tienes las lámparas fosfénicas este es el momento. Acceder a la conciencia espiritual interior fosfénica es más que sencillo. En primer lugar, necesitas una herramienta específica para crear fosfenos, una lámpara fosfénica.

Tienes dos familias, unas lámparas fosfénicas de bolsillo y otras de sobremesa. Las primeras muy económicas, las segundas más completas y profesionales. Cualquiera de ellas te permitirá acceder a tu luz interior con garantías. Entre las de bolsillo destaca la nueva y excepcional lámpara fosfénica PRO PLUS, tres veces más potente que la anterior. De las de sobremesa el nuevo Kit Training Plus continúa siendo fundamental. Naturalmente nuestras lámparas de luminoterapia son algo absolutamente excepcional.

Si quieres ayudar a alguien que está necesitando llevar luz a su vida despertando su luz interior, este es el momento, nunca es tarde. Si llevas tiempo buscando la luz, los fosfenos te guiaran a una conciencia espiritual interior que no puedes ni imaginar. Además, recuerda que los fosfenos llenan de luz todos los aspectos de tu vida. Tu mente, lo más conocido del método es la mejora cognitiva. Tus emociones, el fosfeno es una verdadera lejía del alma. Y finalmente tu espíritu, gracias a la conexión sutil que vivirás cuando actives tu luz interior.

En definitiva, regalar luz es una buena idea, regalarte luz es maravilloso, más de sesenta años avalan la trayectoria de Dr. Lefebure Methods®.

La lámpara del cuerpo es el ojo, el templo de la luz interior

Sabemos transformar la energía de la luz y convertirla en energía mental equilibrio emocional y conciencia sutil y queremos compartirlo contigo. Regalar luz interior, seguro que es una buena idea.

La lámpara del cuerpo bíblica quizás sea menos metafórica de lo que parece. Probablemente, oculta entre todas escrituras religiosas, la luz que parece simbólica sea algo tangible.

La lámpara del cuerpo es el ojo; cuando tu ojo es bueno, también todo tu cuerpo está lleno de luz; pero cuando tu ojo es maligno, también tu cuerpo está en tinieblas. Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay, sea tinieblas. Así que, si todo tu cuerpo está lleno de luz, no teniendo parte alguna de tinieblas, será todo luminoso, como cuando una lámpara te alumbra con su resplandor. (Mt. 6.22-23)

El templo de la luz interior tiene una clave, el fosfeno y los biofotones que produce. Hasta un 80% de la información que manejamos llega a nuestro cerebro por estímulos visuales. Los ojos son las ventanas del alma y así entra la información así ella la recibe.

Elucidar como llegar a los rincones más oscuros es nuestro trabajo. Da el paso, lleva luz a tu alma. Regala luz, regálate luz.