Los fosfenos la luz interior

fosfenos

¿Qué son los fosfenos?

Desarrolladas por el Dr.  Francis Lefebure desde 1959, Dr. Lefebure Methods es un conjunto de técnicas que tienen por objetivo  estimular las capacidades cerebrales a partir de un método basado en las reacciones fisiológicas provocadas por lo que llamamos fosfenos, que se obtiene como consecuencia de la fijación de la vista en una fuente luminosa adecuada para producir los fosfenos sin ningún riesgo ocular.

Los fosfenos son las sensaciones luminosas subjetiva, o imágenes que persiste en la retina. Se obtienen fosfenos fijando la vista alrededor de unos 30 segundos en la «lámpara fosfénica», situada a unos dos o tres metros de distancia. Estas cortas observaciones no fatigan nuestros ojos, sino que al contrario, los fosfenos constituyen un excelente método de gimnasia ocular. La única contraindicación para la utilización de los fsofenos es el glaucoma, es decir, la hipertensión de los líquidos de los ojos, y claro está, las operaciones oculares. En la oscuridad, los fosfenos se presentan como unas manchas de colores cambiantes que persisten alrededor de unos 3 minutos.

También se pueden obtener fosfenos fijando la mirada en alguna superficie que polarice la luz, como por ejemplo el reflejo del sol en el agua, o el reflejo de la luz sobre un muro blanco o en las páginas de un libro, o mirando la luna, o el reflejo del Sol en un espejo etc. En todos los casos, la luz produce un fuerte estimulación cerebral y facilita el trabajo intelectual, de aquí la utilización de los fosfenos en la pedagogía por ejemplo. Pero uno de los primeros efectos de lo fosfenos se observa en la calma y en la relajación.

Relajarse sin esfuerzo, una medicina natural con los fosfenos

Los fenómenos producidos por los fosfenos no son una simple curiosidad de la naturaleza, sino que  ofrecen aplicaciones cotidianas útiles y prácticas. La primera acción de los fosfenos se hace evidente sobre el sistema nervioso, con una relajación profunda y una sensación de reposo que se siente después de haber hecho algunas observaciones. Los pescadores son un ejemplo que ilustra bien esta acción favorable sobre el sistema nervioso de los fosfenos. En efecto, cuando están pescando, pueden permanecer muchas horas mirando el agua esperando que piquen; y no es la posible presa lo que les colma de tanta paciencia. Siguen el corcho con los ojos, lo atraen hacia sí mismos y afirman que si no pican, no se enfadan. Están realizando fosfenos por polarización de la luz, fosfenos en definitiva.

Fases de los fosfenos

Las tres fases de los fosfenos: evolución del posfosfeno

Personas hiperactivas o muy nerviosas, encuentran en este deporte un reposo y una calma muy particulares. Mencionan sentir mucha paz, tranquilidad y serenidad y es gracias a lso fosfenos. Este bienestar proviene del reflejo del sol en el agua. La observación se realiza sin que el pescador preste importancia a los fosfenos que, de forma inconsciente va generando. Simplemente observan el oleaje y las corrientes de agua. De esta forma se generan fosfenos que se mantiene permanentemente por el reflejo del sol en el agua y al mismo tiempo un ritmo regular producido por la corriente. Ritmo y fosfenos se extienden  por el conjunto del sistema nervioso y la masa cerebral.

Recuperar el sueño mediante la luz natural, convertida en energía sutil con fosfenos

Lo que nos interesa principalmente de este aspecto, es el efecto  estructurador de los fosfenos sobre la personalidad ya que es muy evidente que en la vida cotidiana cuanto más calma se experimenta y más se descansa, más eficaz y disponible se está para realizar nuestras actividades. Además, las observaciones de la luz natural provocan un gran optimismo es algo intrínseco a los fosfenos. Es interesante realizar fosfenos,  antes de irnos a dormir y observar en la oscuridad los colores de los fosfenos sin esfuerzo del pensamiento. Después de los tres minutos que dura cada fosfeno, se realiza otro fosfeno y así se van encadenando fosfenos. En términos generales, el sueño aparece al  poco rato, durante la observación de los colores, beneficiándonos además de un gran aporte de energía. Hay muchas personas que han recuperado el sueño gracias a los fosfenos. A la mañana siguiente se sienten más reposadas y se levantan con una sensación de profundo bienestar y con cierta dosis de euforia.

Teniendo en cuenta los beneficios provocados por los fosfenos sobre el humor y el carácter es aconsejable realizar varios fosfenos al despertarnos y antes de empezar la jornada. Los fosfenos tienen también una particular acción sobre los sueños. Las personas que nunca recuerdan los sueños, empiezan a recordarlos poco a poco. Los sueños se vuelven más luminosos, más coloreados y más lógicos con los fosfenos. Con la influencia de los fosfenos, los sueños tienden a engrandecerse, al gigantismo. Paulatinamente, aparecen los sueños ascensionales. A menudo, los niños hacen fosfenos únicamente por su acción sobre los sueños.

Gracias a los fosfenos, el Dr. Lefebure realizó multitud de descubrimientos en el campo de la fisiología cerebral, y descubrió un conjunto de técnicas, Dr. Lefebure Methods, que permiten obtener una amplia estimulación de las facultades mentales, en todos los ámbitos del desarrollo de la personalidad creando la mezcla fosfénica.

La simplicidad del manejo de los fosfenos permite aplicaciones inmediatas. Después de 60 años de existencia del Fosfenismo, podemos afirmar que no se encuentra en su fase inicial.

Decenas de miles de niños, estudiantes y adultos de todas partes del mundo, han utilizado los fosfenos para sus estudios y otros aspectos fisiológicos.

La simple práctica permite constatar la eficacia del método, no únicamente en los estudios sino igualmente en todas las actividades de la vida, ya que la acción estimulante de los fosfenos persiste entre las sesiones.