Saltar al contenido

Fosfenos, transmisión de un flujo de información. Análisis de campo oscuro

Análisis de campo oscuro y fosfenos

Análisis de campo oscuro es una técnica de microscopia celular. Actualmente una valiosa herramienta en la prevención de enfermedades. En la microscopía morfológica celular existen varios métodos de diagnóstico, pero la técnica del campo oscuro está tomando prevalencia. Fundamentalmente, el análisis de campo oscuro consiste en un método de contraste. Es decir, una potente luz se difracta al incidir en el objeto iluminado, en este caso la sangre. Entonces es posible observarla contrastada con un fondo oscuro, de ahí el nombre de análisis de campo oscuro. La microscopia celular de campo oscuro se emplea para análisis biológicos sin tinción. Por lo que las partes transparentes de los elementos observados aparecen oscuras. Mientras que, en contraste, las que no lo son se ven brillantes bajo la potente luz dispersada. Sobre todo, nos ocupa lo que se puede hacer con el análisis de campo oscuro más que la técnica en sí.

Transmisión de un flujo de información capaz de alterar la sangre

Monomorfismo y el pleomorfismo

Es muy interesante la pugna entre Pasteur y Bechamp para poner en contexto el análisis de campo oscuro. Una controversia clave desde el inicio de la microbiología, entre entre el monomorfismo y el pleomorfismo respectivamente. Resumidamente, podríamos decir que el monomorfismo describe a los microbios y a las bacterias como inmutables. Es decir, su estructura no varia. Además, considera la sangre como un campo estéril, obviamente en condiciones ideales. También los órganos se rigen por esos parámetros. Es decir, cuando existe enfermedad esta se produce por un ataque externo, por una invasión. En otras palabras, la agresión externa provoca la enfermedad y el terreno tiene una importancia relativa.

Frente a Pasteur, Bechamp defendía que, en todas las células vivas, animales o vegetales, se encuentran unas enzimas que son las unidades elementales de la vida. Aislando totalmente de las influencias exteriores la muestra biológica, esta acaba fermentando. En consecuencia, el problema se origina en la misma célula. Por lo tanto, el terreno es fundamental.

Por ejemplo, dependiendo del pH del terreno en el que se encuentren las células pueden acabar produciendo hongos. Sin embargo, el monomorfismo triunfo.

Günther Enderlein, postulo que en todo organismo vivo existe una cooperación constante de microrganismos. Parece que ellos sí colaboran entre sí produciendo organismos cada vez más evolucionados. Endobinoides los llamó Max Taylor, profesor de la Universidad British Columbia en Canadá.

Enderlein vio los endosimbiontes utilizando el microscopio de campo oscuro. Especialmente relevante es el hecho de que la endosimbiosis es un intercambio genético activo entre la célula y el microorganismo. En consecuencia, el campo donde se produce el proceso dinámico es fundamental y su estado determina, según Enderlein, la evolución microbiana.

Recuperación del concepto endosimbiótico

El centro generador de la energía de la célula, son las mitoconcrias. Parece que, una célula procariota especializada en obtener energía del oxigeno colaboró con otra . Así que, debido a la simbiosis una proporcionó ATP, la fagocitada, y la otra hospedaje estable. Finalmente, este organismo colaboró con otro mayor y se encargó de producir energía, apareciento las mitocondrias.

Aunque, no es la única hipótesis. Martin Wu y Zhang Wang de la Universidad de Virginia argumentan que el origen de la mitocondria es parasitario. Sobre todo, parece que se recupera lo que ahora se da en llamar teoría endosimbiótica. Tal vez, como se suele decir, nunca es tarde, aunque por el camino queden muchas reputaciones arruinadas. Además, claro está, de mucho tiempo perdido.

Técnica campo oscuro y fosfenos
Muestra de control

Procedimiento de análisis celular con microscopia de campo oscuro

El modo de proceder es en el análisis de campo oscuro es especialmente sencillo y pedagógico para el paciente. Por lo general se realizan dos extracciones de sangre de un dedo del paciente. La primera se reserva para su coagulación. Después, la segunda gota de sangre se somete a un microscopio de campo oscuro. En una gran pantalla se observa la sangre fresca y vital. Resumidamente, con la sangre viva se valora el terreno, los microorganismos ya sean hongos, bacterias etcétera. Además, se puede apreciar la morfología celular, su dinamismo, el estado de sus membranas y otras muchas variables. Con la sangre coagulada, es muy fácil ver los estados inflamatorios, la toxicidad, la oxidación celular, grado de estrés, etcétera.

El test de HLBO permite valorar la gota de sangre coagulada que tiene una estructura característica. Un patrón denso de color rojo atravesado con unas líneas negras firmes y estructuradas. Aproximadamente esa es la descripción estándar de la observación de una sangre sana. Frente a ella, una estructura totalmente desestructurada es característica de la sangre de una persona enferma. Además, el HLBO permite interpretar el terreno biológico. Por lo tanto, el análisis de campo oscuro valora la sangre fresca. El test HLBO la sangre coagulada. Ya sea una técnica u otra, las dos se realizan con un microscopio de campo oscuro.

Sobre todo, estás técnicas de análisis celular permiten anticiparse a posibles enfermedades. Debido a que ofrecen una visión global de la célula y del terreno. Por lo que, el objetivo fundamental del análisis celular morfológico es la prevención.

Acción a distancia del fosfeno

Que una imagen de persistencia retiniana como es el fosfeno pueda salir del cerebro es, diríamos, una idea loca.  Más notable todavía sería que pudiera interactuar con el entorno. Por lo que muchos, en el mejor de los casos, tacharían el concepto de ilógico. Sería algo que desafiaría la precepción de la realidad que daríamos en llamar, normal.

Resumidamente, considerando el fosfeno como algo subjetivo, puramente mental, queda restringido a una percepción privada. Es decir, actualmente y desde la concepción oficial, el fosfeno es puramente una postimagen. Además, una experiencia mental subjetiva siempre es privada. Aunque siempre hay esperanza. Por ejemplo, Freeman John Dyson, matemático y físico teórico dice que: las especulaciones que no comienzan pareciendo locuras carecen de todo futuro.

La posibilidad de que el fosfeno sea un elemento exteriorizable y vehicule flujos de información por un campo, es revolucionaria. En primer lugar, sabemos que el fosfeno no es simplemente una imagen de persistencia retiniana. Un fosfeno, es una mancha luminosa producida cuando se estimula eléctrica, magnética o mecánicamente, la retina o el córtex visual. Sin embargo, gracias a los descubrimientos del Dr. Lefebure, tenemos la certeza que son algo más. Los fosfenos son, además, manifestaciones de la absorción de la energía de la luz convertida en energía cerebral.

Más aún, el fosfeno es exteriorizable, es decir, literalmente toca la realidad externa al cerebro. Además, postulo todavía un concepto con mayor calado: la consciencia personal se extiende muy fácilmente cuando el fosfeno está presente.

En conclusión, la supuesta imagen de persistencia, es en realidad una energía que emana del cerebro. Como consecuencia, el fosfeno facilita el intercambio de información a través de un campo subyacente.

Experiencia de exteriorización del fosfeno sobre una muestra de sangre y su verificación con el análisis de campo oscuro

El diecisiete de octubre de 2019 realizamos una experiencia de exteriorización de la consciencia a través del fosfeno. María Purificación Escrivà Savall fue la persona a la que sometió al análisis de campo oscuro. Es decir, fue lo que nosotros llamamos sujeto pasivo, la persona que recibe las proyecciones. Frente a la figura del sujeto activo, participan las personas que exteriorizan su pensamiento a través del fosfeno. Concretamente fueron diez sujetos activos. El profesional que realizó el estudio y el análisis de campo oscuro fue David Jiménez Barrieras. También hay que añadir mi presencia, en este caso física, en el lugar del análisis.

microscopio de campo oscuro y fosfenos
Segunda muestra tras la proyección de fosfenos

A continuación, podrá encontrar las informaciones que recibieron las personas encargadas de exteriorizar la energía del fosfeno. Es decir, los sujetos activos. Los participantes fueron informados el día anterior a las 15:39 por medio de un audio enviado al chat conjunto. Después de la primera y segunda extracciones, Purificación Escrivà realiza un fosfeno. Por lo que la transmisión del flujo de información entre pasivo y activos se ve incrementado.

En mi caso, permanecí en el lugar de la experiencia todo el tiempo que duró la misma. Físicamente proyecté sobre la muestra y el pasivo. La proyección sobre la muestra situada en el microscopio de campo oscuro fue con los ojos abiertos. Posé el fosfeno en la muestra de sangre viva a las 9:30 durante unos 30 segundos. Finalmente, a las 9:43 proyecté durante dos minutos con los ojos cerrados, sobre la zona hepática de Purificación.

Flujo de información fosfénica y campo oscuro
Tercer análisis de campo oscuro tras la proyección fosfénica

Cronología de las instrucciones para las proyecciones del fosfeno  

A las 9:14

Primera extracción para el análisis de campo oscuro. Continuamos con el trabajo personal. Desde las nueve de la mañana, incluso antes en algún caso, los pasivos estaban realizado fosfenos.

A las 9:15

Continuamos con el trabajo personal. Es decir, se insiste en que todavía no se proyecta, se acumula energía cerebral mediante el fosfeno.

Haciendo un fosfeno antes del campo oscuro
Realizando un fosfeno tras la primera extacción

A las 9:19

Primera muestra de sangre. Se envía una imagen con la primera muestra al chat del grupo de sujetos activos.

A las 9:22

Función hepática mal. Acidez intracelular. Falta de oxígeno en las células. Este mensaje se envía tras valorar David Jiménez la muestra con el microscopio de campo oscuro.

A las 9:24

Proyectar: Hígado limpio. PH intracelular equilibrado. Oxigenación. Campo Emocional equilibrado. Es decir, se informa del flujo de información que debe acompañar la proyección del fosfeno.

A las 9:40

Segunda extracción, mejora muy clara, hepática y de la oxigenación celular. No, de la acidificación. Se informa a los activos mediante un video del estado de la sangre tras sus proyecciones.

A las 9:41

Nos centramos en reducirla. Por eso se focalizan todavía más las proyecciones. En consecuencia, se reorienta el flujo de información que llega a Purificación Escrivà.

A las 9:42

Pensamos en bicarbonato sódico bañando a María Purificación Escrivà Savall. Puesto que la acidificación todavía se manifiesta se ofrece una imagen mental a los activos.

A las 9:55

Tercera Extracción. Muchísimo movimiento celular, baja la acidez. También se acompaña la comunicación con un video de imagen del microscopio de campo oscuro.

A las 9:59

Muchísimo movimiento, baja acidez. Se comparte con los activos los comentarios del especialista en análisis de campo oscuro David Jiménez.

A las 10:02

Muy bueno, muchas gracias. Finalmente se agradece a los activos su esfuerzo.

Conclusiones

Como resultado de las imágenes parece obvio que se ha producido un cambio durante el análisis de campo oscuro. Por lo tanto, algo ha debido suceder en los escasos minutos trascurridos entre las extracciones de las gotas de sangre. Parece que debiera ser algo capaz de cambiar drásticamente la morfológica y el comportamiento celular. También, se produce una variación significativa en el medio. Sin embargo, la persona que realiza la experiencia se encuentra, durante todo el proceso, estirada en una camilla. No ingiere nada y no interactúa físicamente con nada ni con nadie excepto mediante la comunicación verbal. Incluso se mantiene en silencio y reposo la mayor parte del tiempo. Especialmente relevante es que, la única variable entre las extracciones del análisis de campo oscuro son las proyecciones fosfénicas.

Probablemente, son muchos los factores que escapan a un control exhaustivo de las variables. Sin embargo, puede inferirse que la variable introducida conscientemente, es decir, el fosfeno, intervino en la experiencia. Como consecuencia, las implicaciones terapéuticas y ontológicas son profundas.

En conclusión, si como parece por la experiencia, un elemento sutil, no físico, es capaz de modificar sustancialmente uno físico, podríamos estar frente a un enlace entre la consciencia y el mundo de las cosas.

Es decir, el fosfeno es capaz de canalizar flujos de información y modificar con ellos elementos físicos, emociones y estados sutiles.

Es posible que, en algún momento, aprendamos a colaborar para avanzar en vez de imponer. Así como hacen los microorganismos y como no supieron hacer Pasteur y Bechamp. Tal vez Bechamp y Pasteur, no fueran a encolerizarse alguno de los incondicionales que les apoyan. Las trincheras de las ideas las crean los hombres, así como crean fronteras. Sin embargo, ni las ideas ni la tierra sabe de unas ni de otras.

Participantes en la experiencia del análisis de campo oscuro de la sangre tras la proyección fosfénica

El encargado del control y valoración del análisis de campo oscuro fue David Jiménez Barrieras. Master en Neuroanatomía y Neurofisiología con el sistema de Biofeedback SCIO por la Universidad de Medicina y Farmacia de Timișoara. Naturópata especialista en Bioenergética y Biorresonancia. Para saber más sobre la técnica del campo oscuro puede contactar con David aquí.

La persona que actuó como sujeto pasivo fue María Purificación Escrivà Savall. Finalmente, los sujetos activos encargados de las proyecciones fueron: Gemma Mercier, Adriana Sorina, Genma García, Arantxa Palacios, Natalia Nuria Martínez, Mercedes Fernández, Antonio Pérez, Miguel Rada, Alex Quintana y Juan Carlos Arroyo.

Francesc Celma i Girón

Director de Dr. Lefebure Methods®