Saltar al contenido

Telepatía con animales. Aprender telepatía con animales

25 de abril de 2019
Telepatia con animales a través del fosfeno

La telepatía con animales siempre ha sido un tema tabú. En consecuencia, aprender telepatía con animales también. Debido a que, todo lo que pueda parecer poco normal, aunque sea de lo más frecuente es sospechoso. La comunicación humana y animal es un asunto pues extremadamente poco convencional. En definitiva, se aplica la norma estúpida de considerar como fraude todo lo que no se puede explicar. Además, estamos rodeados de fenómenos que ignoramos obstinadamente. Aún más, cuando no podemos ignorarlos, simplemente, los tachamos de superchería. Cómo se comunican los animales con los humanos y viceversa es uno de esos fenómenos. En contraste, cuando alguien dice que es posible hablar con los animales se habla de anécdota.

Comunicación telepática con animales

Le contaré una que ejemplifica cómo comunicarse con los animales aún si quererlo. Unos científicos estudiaban los efectos de una dieta alta en grasas y en colesterol sobre conejos. Parece que los resultados deberían ser obvios. No fue así, un grupo de conejos tenía un 60% menos de trastornos arterioscleróticos de los que cabía esperar. Finalmente, parece que, tras muchos devaneos, se supo la causa. Uno de los investigadores, el que alimentaba a ese 60%, les acariciaba y hablaba.

Es decir, un ejemplo de como se comunican los animales con los humanos. Correcto así, entiendo que es un mensaje en dirección del animal al hombre y no al revés. ¿Es posible hablar con los animales? Parece que este científico lo hacía y quedo estadísticamente registrado. Más bien, ¿quizás una coincidencia? Una coincidencia es una dirección que hemos decidido no tomar en serio… Es decir, una anécdota. Cabe destacar, que Rupert Sheldrake dice de las anécdotas que son historias que no se han hecho públicas. Probablemente, Sheldrake es el autor más conocido por sus investigaciones en la telepatía con animales.

Cómo mandar mensajes telepáticos fácilmente a los animales mediante el fosfeno

Por la razón que todos los practicantes del Fosfenismo conocen, un fosfeno es exteriorizable. Es decir, la luz interior parafísica creada por la bombilla de fosfenos puede extenderse con la consciencia. Cómo resultado, podemos ver el testimonio Lourdes López explicando como los animales responden al fosfeno. Cómo comunicarse con los animales toma sentido y respuesta, con la luz fosfénica. El alcance de la anécdota es impresionante. El lenguaje humano y animal común es el fosfeno. Aún más, Lourdes todavía no sabe, no ha ensayado, que puede vehicular información con el fosfeno. Por lo tanto, igual que el animal responde al estímulo parafísico de la luz, responderá a la información sanadora.

La comunicación biológica animal y humana implica la telepatía. La telepatía con animales lleva implícita una conexión. Mientras que Rupert Sheldrake habla de campos mórficos, campos de información. En contraste, y también porque no, apoyando dicho concepto, en Fosfenismo sabemos que el campo es la luz.

Perros que saben cuando sus amos están de regreso al hogar, en ese libro Sheldrake explora la telepatía con animales. Múltiples experimentos demostraron que, muchos perros expuestos a diferentes situaciones sabían exactamente la hora de la llegada de su amo. Aún más, algunos con una antelación de hasta 30 minutos, sabían que su amo estaba viniendo.

¿Cómo lo hacen? ¿cómo comunicarse con los animales conscientemente?

Parece que, simplemente, tras un curso de Fosfenismo, Lourdes López ya sabe cómo tocar, sin tocar. En consecuencia, acceder a un campo de información gobernado por la luz. Ha sido un curso interesante dice Lourdes, muy agradable, es el primer curso de Fosfenismo. Es decir, los rudimentos de la utilización del fosfeno en todos los ámbitos de la vida. Probablemente, ella utilice el fosfeno como transformador del lenguaje humano y animal. Es decir, como estación moduladora de un lenguaje universal, la luz. Sin duda, no hay cosa más sencilla que hacer un fosfeno y proyectarlo. Por lo tanto, es fácil saber si se trata de una simple coincidencia…

Finalmente, cuantas veces hemos tenido la sensación clara de saber lo que nos van a decir. Más aún cuando es con alguien con quien pasamos mucho tiempo. Ahora es posible utilizar ejercicios para desarrollar la telepatía de forma coherente y fácil. El fosfeno es la clave, una de ellas.

Los cursos de Fosfenismo dirigidos a la comunicación biológica animal y humana

Por encima de todo, en un curso fosfénico encontrará cómo utilizar los fosfenos en todos los ámbitos de la vida. La telepatía con animales es uno de los innumerables aspectos de aplicación. Ejercicios para desarrollar la telepatía, es decir, para navegar conscientemente por el campo de información. Aplicaciones en rendimiento cognitivo. Más aún, equilibrio en las emociones y depuración de las mismas. Además, conexión con el medio sutil o espiritual. Todo eso y más, encontrará en uno de nuestros cursos. Por lo tanto, la aplicación de toda esa información depende de usted.

Cabe destacar que con una lámpara fosfénica usted ya puede tener las primeras experiencias. Por ejemplo, las relatadas por la veterinaria que aparece en el video con la comunicación humana y animal. Es decir, con una luz adecuada, luz fosfénica, usted ya puede aplicar el método con autonomía y resultados.

Curso comunicación telepática animales. Aprender telepatía con animales

Sin embargo, en un curso de fosfenos usted encontrará de forma implícita, un curso comunicación animal. En realidad, extrapolará lo que ya puede hacer con la lámpara fosfénica: aprender telepatía con animales. Tal vez lo mejor sea poner un sencillo ejemplo de cómo podemos aprender telepatía con animales.

En primer lugar, espere que su mascota esté, si es posible, dormida o muy tranquila. A continuación, haga un fosfeno. La observación de la lámpara fosfénica es de 30 segundos. Inmediatamente, con los ojos abiertos proyecte el fosfeno, por ejemplo, en el hocico del animal. Sea cuidadoso de no interferir en su descanso físicamente. Es decir, no se acerque moviendo su lugar de descanso, no haga ruidos etcétera. Simplemente, pose la mirada con el fosfeno en su hocico. Por último, observe su reacción.

Probablemente, observará que, literalmente, se comporta como si le hubieran tocado físicamente. Sin embargo, y por maravilloso que parezca, la telepatía con animales no ha hecho más que empezar a manifestarse. En realidad, es solo la constatación de que su mente es capaz de extenderse con su luz interior.

Siguiendo con el pequeño curso de comunicación animal acelerado busque otro momento idóneo de calma. Seguidamente, proceda como antes, pero en esta ocasión, piense en algo concreto durante la proyección. Por ejemplo, puede ser un sentimiento de amor o incluso una orden. Sin duda, se sorprenderá de los resultados. El lenguaje humano y animal, el de todos los seres, el universal, es la luz. La telepatía con animales no es distinta a la telepatía con los humanos. Entre especies conscientes el fosfeno es el medio para la comunicación humana y animal.

Esta pequeña iniciación a la telepatía con animales es solo un ejemplo de las enormes posibilidades del fosfeno. ¿Cómo comunicarse con los animales? Ahora lo sabe, con luz.