Saltar al contenido

Dejar de fumar naturalmente con fosfenos

Dejar de fumar con fosfenos naturalmente

Cómo dejar de fumar naturalmente con el Fosfenismo

En el humo del tabaco hay cerca de 4.000 sustancias tóxicas y al menos 50 de ellas son cancerígenas. Además del tabaco en sí mismo también existe la combustión del papel y otros factores. Por lo tanto, es un cóctel de productos nocivos y un veneno que tiene impacto en todo el organismo.

Las personas comienzan a fumar por imitación o por placer, luego se vuelve una adicción por culpa de la nicotina. Es una sustancia cuyo consumo habitual genera dependencia y dificulta a muchas personas dejar de fumar. Aún más, la nicotina llega a reemplazar a un neurotransmisor como la acetilcolina que es una molécula “antagonista”. Es decir, una molécula que puede desempeñar el papel, y hasta llegar a reemplazar a un neurotransmisor.

El uso de parches de nicotina es habitual entre quienes buscan cómo dejar de fumar naturalmente. Debido a que la acetilcolina interviene en multitud de funciones cerebrales. La memoria, la atención, el dolor, la ansiedad o el sueño son algunas de las más importantes. Cabe destacar que la acetilcolina es sustituida por la nicotina evitándose la producción natural, cada vez que se fuma.

La abstinencia de nicotina al dejar de fumar genera ansiedad y malestar, y por ello se usan parches de nicotina. Por la razón que el cerebro no recupera de golpe la producción natural de acetilcolina. Una vez se comienza a dejar de fumar el organismo irá recuperando la producción y el funcionamiento cerebral se restablecerá.

La abstinencia nicotina de forma repentina provoca la sensación de que el cerebro es más lento y deficiente. El individuo encuentra en esta situación la parte más complicada de la deshabituación dentro de la terapia antitabaco. Por encima de todo hay que tener paciencia, ya que esta sensación puede durar de 3 a 5 días.

La química del tabaco

Cómo dejar de fumar naturalmente con fosfenos
Cómo dejar de fumar naturalmente

La acetilcolina funciona en interacción con receptores neuronales particulares: los receptores nicotínicos. Estos receptores no son sólo sensibles a la acetilcolina, también a la nicotina. Por consiguiente, para el fumador, la nicotina tiende a reemplazar la acetilcolina. Por lo tanto, cuanto más fumamos, menos acetilcolina produce el organismo porque el cerebro tiene cada vez menos necesidad. Debido a que este neurotransmisor es reemplazado por la nicotina que se absorbe fumando.

Este es uno de los elementos esenciales para la comprensión de los efectos de la desintoxicación de la nicotina. Cuando se deja de fumar, no introducimos más nicotina en el cerebro, en consecuencia, muchas funciones cerebrales se ven alteradas. Súbitamente desaparece un neurotransmisor esencial para el funcionamiento de múltiples sinapsis. Utilizar la energía de la luz, mediante los fosfenos estimula el potencial cerebral, y ayuda a superar abstinencia de nicotina. Además, canaliza las capacidades del cerebro en su conjunto para dejar de fumar naturalmente.

Terapia antitabaco

Para atenuar los efectos negativos de la nicotina, los fosfenos se han erigido como la solución más interesante. Utilizar la energía de la luz mediante los fosfenos estimula el potencial del cerebro. Esto ayudará a vivir mejor las semanas más difíciles tras dejar de fumar disminuyendo los efectos de la abstinencia nicotina.

En una terapia antitabaco se pueden aplicar los siguientes ejercicios con fosfenos:

 1) Haga un fosfeno. Reflexione sobre su relación con tabaco. Reviva y evalué los pequeños detalles negativos y reflexione sobre su implicación en su vida cotidiana y sobre su salud. Anote esos puntos negativos.

 2) Haga un fosfeno. Piense en lo que la dependencia significa en su vida, lo que representa en tiempo y en dinero. Cuántas veces ha ido en busca de un estanco abierto un domingo por la mañana, por ejemplo. Vuelva a anotar los puntos negativos.

3) Haga un fosfeno. Piense en la libertad que supone la vida sin tabaco. Salud, energía, frescura, mejor economía, visualícese disfrutando de ello. Anote estos puntos positivos en el haber de cómo dejar de fumar naturalmente. Sitúe en un escrito los puntos negativos y positivos.

 4) Haga fosfenos pensando, alternativamente, en los beneficios de la vida sin tabaco y en el impacto negativo del tabaquismo. Procure desde ahora, en su cabeza, optar por la decisión beneficiosa.

 5) Haga un fosfeno. Visualícese liberado del tabaco. Ya no fuma más. Sienta el aire fresco en sus pulmones y alrededor de usted. La vida es más agradable y usted se siente mejor.

Haga estos ejercicios, una vez por día. Por encima de todo, déjese llevar por su intuición y su imaginación según los contextos que le sean más familiares. Hacer fosfenos, es estimular las capacidades cerebrales en su conjunto. Entrénese en utilizar su cerebro más a fondo gracias a los fosfenos y verifique los resultados. Dejar de fumar naturalmente, con luz, ahora es posible.

Tratamiento del tabaquismo trabajando las emociones

El tratamiento del tabaquismo se puede llevar a cabo trabajando sobre diferentes aspectos. En primer lugar, hay que trabajar sobre las emociones. Para ello se pueden hacer el siguiente ejercicio de fluidez mental:

En una posición muy confortable, acostado o sentado, haga un fosfeno. Observe el flujo de sus pensamientos tratando de ser muy consciente, concéntrese, es fácil con el Fosfenismo. Sus pensamientos deben ser fluidos y debe procurar aprender a hacer frente a los sentimientos molestos. Además, no pierda jamás su calma ni su fluidez.

La segunda parte de este ejercicio de Fosfenismo para saber cómo dejar de fumar naturalmente consiste en borrar su pizarra. Encontrar y analizar reacciones emocionales molestas, negativas, injustas o que le enfurezcan. Para cada reacción perdonarse a sí mismo y al entorno, dando punto y final a los viejos expedientes vitales. Esa reacción también es lo que pide dejar de fumar: no infringirse daño y no castigarse con el cigarrillo. Dese usted una oportunidad, saque provecho de los fosfenos para que no aparezcan más los viejos expedientes.

Cómo ayudar a una persona fumadora a dejar ese hábito con el Fosfenismo

Ya hemos visto algunas pinceladas sobre cómo usar el Fosfenismo para dejar de fumar. Se usa dentro de una terapia antitabaco o de un tratamiento del tabaquismo y junto con parches de nicotina. Ha demostrado ser tremendamente eficaz para saber cómo dejar de fumar naturalmente de manera definitiva. Para saber como ayudar a una persona fumadora a dejar ese habito dos aspectos son fundamentales: voluntad y deshabituación.

Para trabajar la voluntad es necesario hacer fosfenos a la vez que se mantienen pensamientos orientados hacia la siguiente idea:

Fumar es una dependencia. Fumar, es perder su libertad. Procuro ser más libre y encargarme de mi destino. Para ser libre, hay que ser disciplinado. En consecuencia, voy a encontrar un equilibrio entre disciplina y libertad. Porque, fumar es hacerse daño. Además, voy a disminuir mi karma dejando de perjudicarme. Si dirijo mis propias acciones con armonía, no me dejo atropellar por los demás y por las situaciones. Rehacer el fosfeno cada 5 minutos, trabajando un total de 10 a 15 minutos diarios. Como resultado conseguirá un gran impacto sobre la voluntad de dejar de fumar.

Es algo próximo a la hipnosis para dejar de fumar, pero el Fosfenismo se puede aplicar en primera persona. Es una técnica natural para quienes desean saber cómo tratar el tabaquismo. Por lo tanto, es un tratamiento del tabaquismo que combina parches de nicotina con una terapia antitabaco alternativa.

Cómo ayudar a una persona fumadora a dejar ese habito
Una terapia antitabaco eficaz: los fosfenos
Neurosincronizador cómo tratar el tabaquismo con alternancia cerebral

También podemos usar, junto a los fosfenos, el neurosincronizador de Fosfenismo. Además, junto con la luz, es otra de las claves para saber cómo dejar de fumar naturalmente. Puede encontrar el neurosincronizador en su store Google o Apple solo debe buscar por:  Fitness Mental Dr. Lefebure Methods. BRAIN THERAPY.

En la sección PEDAGOGÍA debe elegir la opción voluntad. Es la forma más precisa que tiene Fosfenismo para dejar de fumar. Una vez esté escuchando el ritmo de voluntad haga un fosfeno. Del mismo modo que trabajo con la voluntad y el fosfeno hágalo ahora añadiendo la alternancia. Entrará en una especie de hipnosis para dejar de fumar. Preste atención a los pensamientos y las sensaciones que experimente. Finalmente, rehaga el ejercicio cada 5 minutos aproximadamente.

Evaluación para preparar la deshabituación: el siguiente paso para dejar de fumar

En primer lugar, hay que evaluar el nivel de consumo para conocer la situación en el tratamiento del tabaquismo. Se considera fumador empedernido a quien consume más de 10 cigarrillos al día. Mientras que un fumador medio será alguien que consuma entre 3 y 10 cigarrillos. Finalmente, será fumador ocasional quien fume de 1 a 2.

Cuanto mayor sea el nivel de habituación al tabaco más esfuerzo se necesitará para llegar a ser no fumador. Por lo tanto, antes de empezar cualquier terapia antitabaco lo ideal es reducir el consumo hasta ser fumador ocasional. En cuanto se reduzca el consumo a 1 o 2 cigarrillos al día se puede emprender la desintoxicación.

Entre los consejos para fumadores sobre cómo tratar el tabaquismo aguantar los 3 o 5 primeros días es fundamental. Por la razón que se sentirán vértigos, mareos y debilidades psicológicas, pero la voluntad debe pesar más que estas sensaciones. Como resultado de la abstinencia nicotina, sin duda, es la etapa más dura de cualquier tratamiento del tabaquismo.

Cabe destacar que, estos efectos solo se deben a la interrupción del consumo, son también la acción residual del tabaco. Es decir, mientras el organismo no elimine estas sustancias, continúan teniendo un efecto venenoso. En contraste, al suspender el consumo, los efectos positivos ya están allí para enmascarar los nocivos debidos a la intoxicación. En consecuencia, nos encontramos en presencia de los efectos adversos del tabaco. Es un poco lo que se llama de modo popular tener resaca.

Por consiguiente, la desintoxicación es un período particular durante el que se eliminan las toxinas debidas el consumo del tabaco. También hay que ser pacientes para que la producción de acetilcolina se estabilice y se recuperen las capacidades cerebrales.

Consejos para fumadores para dejar la desintoxicación

Sin duda, entre los consejos para fumadores más efectivos está aumentarla ingesta abundante de agua. Por la razón que así se eliminan las toxinas del tabaco. Pero, por encima de todo el del Fosfenismo de forma rigurosa y regular. Otros consejos para fumadores están orientados a disminuir el riesgo de recaídas. Por ejemplo, evitar los momentos de riesgo durante los cuales hay que estar particularmente atento. Entre otros el momento del café, al acabar una comida, una pausa en el trabajo, en una salida nocturna, etcétera.

Por lo tanto, entre los consejos para fumadores más útiles está el cambiar de hábitos en la primera fase. Una solución muy eficaz, es tomarse vacaciones para dejar de fumar. Sin duda, cambiar las costumbres reduce el riesgo. Además, si se aprovecha para hacer una actividad deportiva o turística, es fácil desenfocar el psiquismo del consumo de tabaco. Además, así podemos aprovechar de modo constructivo el aumento de energía debido al fin de la intoxicación por tabaco. Un viaje o unos paseos pueden ser particularmente favorables para una deshabituación.

Saber como ayudar a una persona fumadora a dejar ese habito es algo que también tienen que tener en cuenta las personas más próximas. El hecho de cambiar las costumbres cotidianas para dejar de fumar necesita del apoyo de quienes comparten gran parte del tiempo con esa persona. En definitiva, se trata de crear un ambiente propicio para deshabituación.

Organizar la terapia antitabaco, cómo dejar de fumar naturalmente, con fosfenos

Los fosfenos facilitan ideas para organizar poco a poco la desintoxicación.
Para hacerlo, empezará con una idea y la mantendrá durante la presencia del fosfeno. De esta manera, anotará las ideas nuevas que le vengan a la mente. Finalmente, escogerá una o varias de estas ideas y la mezclará de nuevo con otro fosfeno. Seguidamente, procederá de nuevo a mezclar esa idea elegida. Es decir, encadenará las mejores ideas con un nuevo fosfeno.

Por ejemplo: organizar mi desintoxicación.

Haga un fosfeno y piense en la organización de su desintoxicación. Tan pronto como le venga una idea precisa respecto a un detalle anótela. ¿Viajará? ¿Qué periodo del año sería mejor para empezar con la terapia antitabaco con el Fosfenismo? Como resultado de la mezcla fosfénica aparecerán claros sus objetivos y las fases que hay que encadenar para alcanzarlos.

Fosfenismo: cómo dejar de fumar naturalmente
Cómo tratar el tabaquismo con fosfenos
Escoger vivir mejor al dejar de fumar 

Hacen falta unos 15 días (deshabituación incluida) para que los diferentes síntomas desagradables desaparezcan completamente. No obstante, la tentación psicológica todavía puede perdurar mucho tiempo. Pero basta con tener un mínimo de voluntad para resistir. Además, ayudará mucho aplicar la lógica: nos sentimos mucho mejor cuando no fumamos que cuando fumamos. A medida que se avanza en estos 15 días, sentimos cada vez más los efectos positivos de dejar de fumar. En realidad, focalizarnos en los efectos positivos, más que en las reacciones desagradables, ayudará a la resistencia psicológica.
Probablemente, es en el corazón y en los pulmones donde los efectos positivos se sienten más claramente. Dejar de fumar naturalmente, es dejar de envenenarse. Saque provecho de eso para estar bien y practicar una actividad física que le guste.

Desde punto de vista psíquico, tenemos el espíritu mucho más claro cuando no fumamos. Sin nicotina, el cerebro retoma una actividad sana y perfecta. Sin duda, la diferencia es inequívoca.

De igual forma, los sentidos del gusto y del olfato se reactivan. Deje de fumar y reencuentre el placer de oler una flor, de saborear una fruta.

Ejemplos de ejercicios para la terapia antitabaco con fosfenos

1) Trabajar en las sensaciones desagradables.

Consiste en concentrarse sobre una sensación desagradable mientras durante la presencia del fosfeno.

Por ejemplo, hacemos un fosfeno, nos concentramos sobre una sensación de vértigo. Seguidamente, visualizamos un remolino de luz que se concentra en esta sensación desagradable. Anote cómo la sensación evoluciona.

De igual forma, enfrentando una dificultad, por ejemplo, la abstinencia a la nicotina lleve su atención a esa sensación. Es decir, véala irradiando luz dentro del fosfeno. Anote cómo la sensación evoluciona.

También puede relajarse y observar el flujo de sus pensamientos, manteniendo en el espíritu la imagen de una pequeña llama. Aún más, la noción de que usted es un foco de luz. Anote la evolución de sus pensamientos.

2) Ejercicio con el sentido del gusto, cómo tratar el tabaquismo con el gustofeno.

Cuando se sienten crecer las ganas de fumar es cuando se estimulan por compensación, las ganas de comer. De esta forma, podemos chupar un caramelo y así aprovechar para trabajar con el fosfeno el sentido del gusto. Es un ejercicio de Fosfenismo que utiliza el gusto, sin duda, muy adecuado como tratamiento del tabaquismo.

Haga un fosfeno, luego concéntrese sobre el gusto refrescante del caramelo. No debería tener dificultades en disfrutar de una impresión de aire fresco, de espacio. Déjese llevar por estas imágenes y esta impresión observando el fosfeno. Es un ejercicio muy útil en el proceso de dejar de fumar.

Del mismo modo, cuando sienta una sensación desagradable, concéntrese en el olor de un perfume o de un aceite esencial. Siguiendo con el fosfeno, escoja un olor que le inspire frescura.

Utilización del Neurosincronizador en el tratamiento del tabaquismo

Cabe destacar el menor rendimiento cerebral debido a la falta de acetilcolina. Es por ello que puede utilizar el neurosincronizador para acelerar y estimular su cerebro. Como resultado utilizando los ritmos de la sección de terapéutica y los del tono vital se sentirá mejor.

Ejercicios de respiración

También puede mejorar con el Fosfenismo, el funcionamiento de los pulmones generando prâna.

Ejercicio de respiración superficial.

Haga un fosfeno. Mantenga un ritmo regular en su respiración, por ejemplo, inspire durante un segundo y espire durante un segundo. Reduzca poco a poco la amplitud de su respiración para inhalar un volumen de aire cada vez más reducido. Al mismo tiempo, visualice corrientes de energía, si es posible con la forma de pequeñas nubes blancas luminosas. La luz penetra en usted durante la inspiración y luego vuelven a salir durante la espiración. Mantenga la idea de que elimina nicotina en la espiración e inhala acetilcolina.

Haga un fosfeno cada 5 minutos.

Fosfenismo y vida cotidiana

Aprovechará los fosfenos para dejar de fumar, pero debe saber que el fosfeno tiene muchas más posibilidades. Su acción extremadamente positiva permite, en cierto modo, optimizar su cerebro, utilizarlo a un potencial más elevado. Finalmente, lo fosfenos pueden aportar numerosos beneficios para todas las actividades de la vida. Utilizar el Fosfenismo para dejar de fumar como una terapia antitabaco es solo uno de ellos.

Preguntas y consultas, estamos a tu disposición:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *